Logotipo

Blog

Imagen de la noticia Liderazgo femenino: principales retos y cambios conseguidos
23 de noviembre de 2020 ActualidadLiderazgo

Liderazgo femenino: principales retos y cambios conseguidos

El pasado 19 de noviembre Sandra Martín, CEO de People4, participó como ponente en encuentro virtual Sevilla Woman’s Week para hablar sobre las mujeres y el Liderazgo

Durante su intervención, Sandra ofreció algunas claves para impulsar el liderazgo femenino: “Motivar, ilusionar y dar confianza son esenciales así como poner en valor lo que ellas saben hacer. Hay que empujarles para que hagan lo que realmente deseen, porque si lo hacen con determinación y se quitan todos los condicionamientos que se ponen ellas mismas, lo lograrán”. 

Asimismo, Sandra explicó cuáles eran los retos fundamentales hoy en el liderazgo femenino, de los hoy el más necesario es la adaptación de políticas de Recursos Humanos para que favorezcan la conciliación. “Podemos ser madres, profesoras, empresarias y lo que queramos”, aclaró Sandra. Diversos estudios reflejan que las mujeres empresarias optarían por mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia, llegando a retrasar por ello un posible crecimiento empresarial.

Principales cambios conseguidos 

Las mujeres aún siguen sin ocupar el 50% de los puestos de más responsabilidad. Sin embargo, existe un sutil alejamiento del patrón occidental de dominación masculina que caracteriza los siglos XIX y XX.

  1. Feminización del liderazgo.

A nivel global la presencia de las mujeres en el liderazgo senior ha aumentado 10 puntos, lo que equivale actualmente al 30% del total de los empleados en este tipo de roles. 

Las mujeres gozan de mucha más influencia en Europa Oriental y el Sudeste Asiático que en la mayoría de las economías occidentales. Por el contrario, Estados Unidos y España (donde las mujeres ocupan solo el 22% de los puestos ejecutivos) , India (14%) y Japón (9%) están entre los diez últimos puestos de los cuarenta y cinco países analizados. 

2. Aumento del poder adquisitivo femenino mundial. 

Si en 1980 las mujeres ganaban el 60% de lo que ganaban los hombres, para 2018 el porcentaje subía al 93% . La brecha salarial es más elevada en los colectivos de trabajadores con mayores salarios.

Estos resultados, junto con el menor porcentaje de mujeres existentes en los roles de más salario, indican la existencia del conocido como “techo de cristal”. No llegan y cuando llegan no cobran igual.

3. Aparición de internet en los modelos de negocio.

Algunos estudios consideran que las mujeres ejercen un liderazgo que responde mejor a las necesidades de la nueva dinámica social y económica que aparece con internet por ser más solidario, flexible, cooperativo, participativo.

Las mujeres utilizan con éxito estrategias de liderazgo interactivas y que conllevan fomentar la participación, compartir el poder y la información, y mejorar la autoestima de los demás

¿Cuáles son los retos que tiene por delante el liderazgo femenino en el ámbito público y privado? 

Uno de los retos actuales en todos los ámbitos, tanto público como privado, consiste en que su influencia sea más palpable a través de equipos directivos mixtos.

En el ámbito público las mujeres tienen que captar visibilidad como líderes, siendo partícipes de los cambios sociales, políticos, científicos o económicos. 

En el sector privado las mujeres tienen ante sí el reto de no quedarse atrás durante la cuarta revolución industrial, alcanzar cotas en el ámbito de las TIC y el desarrollo financiero y empresarial para lograr su plena independencia. Las compañías de base comunitaria como las startups se han convertido en un instrumento clave para el empoderamiento de la mujer, pero necesitan más perfiles especializados.

¿En la gestión ejecutiva, directiva o empresarial que aporta la mujer como valor de suma?

La presencia de mujeres en los equipos directivos conlleva por lo general un mayor compromiso social y un estilo de liderazgo más participativo, a través de ellas las empresas son más proclives a generar políticas de conciliación y equiparación salarial. Las mujeres poseen sensibilidades distintas respecto a las de los hombres que trascienden muchos aspectos además de en la empresa, como la atención a las personas, el cuidado del medioambiente o la ética en las operaciones.

El valor reside en saber integrarlo en las organizaciones.

COMPARTIR EN: